Infolio
infolio

octubre 2016 | 07
Publicación sobre arte, diseño y educación
ISSN 2255-4564
Hochschule für Gestaltung Ulm
1953-1968

La Hochschule für Gestaltung de Ulm fue una escuela de diseño abierta en 1953 por iniciativa de Otl Aicher, Inge Scholl y Max Bill en la ciudad de Ulm. Tras quince años de actividad, la escuela tuvo que cerrar en 1968 por el escaso apoyo del estado federado de Baden Wurtemberg, pero también por las discrepancias internas entre sus propios docentes y administradores.
Hochschule für Gestaltung, Ulm

“La mayor diferencia entre la HfG y cualquier otra escuela de diseño en el mundo es, precisamente, su rechazo de aquellos principios que dieron a la Bauhaus su sentido". Richard Hamilton, tras visitar en Ulm la Hochschule für Gestaltung en 1959.

La Hochschule für Gestaltung, con la catedral de Ulm al fondo, en una fotografía aérea realizada por Otl Aicher.

Quizá pueda ser considerada como la más importante institución educativa en su género tras la Segunda Guerra Mundial.1 Las razones que pudieran sostener a esta afirmación, son las siguientes:

Ulm fue la primera escuela en querer dar al diseño un fundamento metodológico por delante de su tiempo y que fue capaz de afrontar, con mayor o menor acierto, los conflictos esenciales entre la moderna era industrial y los tradicionales valores de la cultura. Estos conflictos tenían que ver con la relación aún no resuelta entre las transformaciones tecnológicas y la actividad creativa en una sociedad cada vez más condicionada por la incipiente sociedad de consumo.

En segundo lugar, en la Hochschule für Gestaltung se dio forma a la moderna imagen del diseñador, tal como hoy se conoce. Este perfil profesional se terminó de concretar a finales de los sesenta, cuando una decena de instituciones educativas habían adoptado el “modelo Ulm” en Alemania y en otros países.2 El diseñador aspiraría a ser un árbitro social, capaz de elaborar escalas de valores sin las que las actividades económicas quedarían vacías de significado.

Además, muchos de los productos desarrollados a la luz de las innovaciones de Ulm, determinaron qué tipo de diseño debía practicarse en la República Federal. Puede afirmarse que sus aportaciones ejercieron una influencia decisiva en la cultura del objeto, en la medida que aspiraba a cambiar radicalmente el uso, los conceptos, los modos de percepción y el contexto de los objetos en la vida diaria.

Por último, la HfG fue un vivero para la formación de profesores. Durante su existencia, las figuras más destacadas impartieron cursos y conferencias que permitieron que las ideas de Ulm fueran incorporadas a los currícula de muchos centros de otros países.3 Alrededor de ochenta de sus antiguos miembros se dedicaron a la enseñanza en Alemania y un número parecido lo fueron en otros países. sus ideas, mejores o peores, se extendieron por el mundo entero.

1. Bürdek, Bernhard E. (1994) Historia, teoría y práctica del diseño industrial. Barcelona: Gustavo Gili. p. 39 y sig.

2. Rinker, Dagmar (2003) “El diseño de productos no es arte. El aporte de Tomás Maldonado al surgimiento de un nuevo perfil profesional” en RINKER, Dagmar at Alter. Modelos de Ulm. Ulm: Hfg Archiv /Ulmer Museum. 1.1.

3. Fernández, Silvia (2003) “La influencia de la HfG Ulm en la enseñanza del diseño en América Latina” en RINKER, Dagmar at Alter. Modelos de Ulm. Ulm: Hfg Archiv /Ulmer Museum. 2.1.

Die weiße Rose. Hans Scholl, un estudiante de medicina, y Sophie Scholl, una estudiante de biología y filosofía, lanzaron al aire las últimas copias de su sexto folleto desde la galería superior de la Universidad de Munich el 18 de febrero de 1943.

Por ello sería ejecutados en la guillotina, junto a Christoph Probst, el 22 de febrero.

Sophie Scholl Hans Scholl Inge Scholl
Los hermanos Inge, Hans y Sophie Scholl. Hans y Sophie serían ejecutados en febrero de 1943. Inge Scholl fallecería en 1998, a los 81 años de edad.

Die Volkhochschule Ulm. Otl Aicher fue la primera persona en la ciudad de Ulm a la que las fuerzas de ocupación permitieron organizar y publicitar una conferencia en agosto de 1945. Otl Aicher e Inge Scholl buscaban conferenciantes que pudieran hablar de todo aquello que había estado prohibido durante la dictadura. La respuesta de la gente fue muy positiva y los norteamericanos, concretamente el responsable de cultura, propuso a Aicher que organizase ese tipo de actividades en alguna institución cultural de carácter permanente. Esta idea llevaría a la creación de la Volkshochschule, la escuela de adultos de Ulm.

La Volkshochschule de Ulm, abierta el 24 de abril de 1946, nunca pretendió ser un centro para la enseñanza del diseño ni nada por el estilo. El objetivo de Scholl y Aicher era algo tan poco definido como “unir cultura y civilización” en un proceso que evitase la abismal diferencia que existía entre los valores culturales y la vida diaria.4 Por una módica cantidad los socios podían asistir a conferencias y apuntarse a los talleres sobre oficios en los que se desarrollaba mucho trabajo en grupo. El proyecto tuvo un éxito inmediato gracias al entusiasmo que Scholl y Aicher pusieron en ello, lo que les daría credibilidad ante las autoridades estadounidenses para futuras propuestas.

4. Arntz. Helmut. (1959) La realidad alemana. Wiesbaden: Departamento de Prensa e Información del Gobierno Federal. p. 228.

Inge Scholl en la Volkshochschule de Ulm, a finales de los años cuarenta.Otl Aicher Volkshochschule Ulm
Inge Scholl en la Volkshochschule de Ulm, a finales de los años cuarenta. A la derecha, uno de los cientos de carteles que Otl Aicher diseño para la Volkshochschule.

 

Max BillMax Bill

 

“Nos enfrentamos con un problema en la educación que no puede extenderse en términos de personal, pero sí en términos de sus repercusiones culturales; un problema que no ha sido nunca resuelto en su totalidad y que la Bauhaus malamente comenzó a tratar”.

Max Bill ante el Schweizerischer Werkbund, octubre de 1948
die gute Form
A la izquierda, exposición Die gute Form. A la derecha, cartel de Max Bill para el museo de Zurich, 1931.
En octubre de 1948, en el marco del Schweizerische Werkbund en Basilea, se dirigió a los asistentes con una conferencia sobre la “belleza generada por la función y como función” en la que presentó sus ideas esenciales sobre el diseño. Según él, era necesaria la “fusión del racionalismo de la ingeniería y la belleza constructiva” para lo que promovió una muestra para la siguiente feria de Basilea que recibiría el nombre de “Die gute Form” que finalmente se convertiría en una muestra fotográfica con los principios esenciales del diseño. Habló también de la formación de los diseñadores:

 “Nos enfrentamos con un problema en la educación que no puede extenderse en términos de personal, pero sí en términos de sus repercusiones culturales; un problema que no ha sido nunca resuelto en su totalidad y que la Bauhaus malamente comenzó a tratar”.

Lo que Max Bill tenía en mente era una mezcla de academia de artes y escuela politécnica que la Bauhaus, a su manera, había intentado desarrollar y que no prosperó por la llegada del NSDAP al poder.5

5. Erni, Peter. (1983) Die gute Form. Baden: Lars Müller Verlag. p. 12.

Konrad Adenauer

 

Bundesrepublik Deutschland

Deutsche Demokratische Republik

 

Por un acuerdo de 2 de diciembre de 1946 se acordó la fusión de las zonas de ocupación británica, francesa y norteamericana como primer paso para la formación de un nuevo estado. Los aliados impulsaron la redacción de una constitución para la futura República Federal que finalmente sería proclamada el 23 de mayo de 1949 tras salvar las reticencias del estado federado de Baviera.

Poco después, en octubre, en el sector oriental, las autoridades soviéticas reaccionaron con la creación de la República Democrática que en pocos meses devendría un satélite de Moscú, y supondría la división del país en dos estados. Una separación que duraría algo más de cuarenta años, hasta la unificación de 1990 en tiempos de Helmut Kohl como consecuencia de la caída del muro de Berlín.6

6. Fulbrook, Mary. (1995) Historia de Alemania. Cambridge: University Press. p. 294, 295.

Sería entonces cuando llegara el nuevo gobernador militar norteamericano, John J. McCloy, conocedor del país y contrario a cualquier imposición. Su idea era apoyar proyectos que alejasen a Alemania del autoritarismo, y en ese sentido las instituciones educativas merecían una especial atención. Su política se resumía en unos pocos objetivos: “democratización de la sociedad alemana, contención de los grupos comunistas y ultra nacionalistas, apoyo de la política americana de integración y reconstrucción económica, establecimiento de relaciones amistosas entre los Estados Unidos y la Alemania reconstruida”.

Y entre las muchas iniciativas que llegaron a la división de relaciones culturales de la High Comission for Germany, a cuyo frente estaba McCloy, estaba la propuesta, aún difusa, de crear un centro de educación superior en Ulm.

John McCloyInge SchollJohn McCloy
En diciembre de 1950, en un acto en el ayuntamiento de la ciudad de Ulm, John McCloy, alto comisionado de Estados Unidos en la Alemania ocupada, entrega a Inge Scholl un millón DM para la construcción de la escuela que Max Bill y el matrimonio Aicher habían ideado.

Representantes políticos de la CDU, del DVP [Partido Nacional Alemán], de la FUW [Asociación de Votantes Libres de Ulm] y del SPD consideraban la HfG como cosa de aficionados que terminaría en fracaso. Pero también en esos mismos partidos había defensores del proyecto.

 

Inge Scholl, el presidente federal Theodor Heuss y el alcalde de Ulm Theodor Pfizer en una visita institucional el 27 de julio de 1958

Inge Scholl, el presidente federal Theodor Heuss y el alcalde de Ulm Theodor Pfizer en una visita institucional el 27 de julio de 1958

La HfG Ulm fue una institución al margen del sistema educativo alemán. Estaba gestionada por una fundación privada, la Geschwister Scholl Stiftung, que se encargaba de organizar su financiación.

A pesar de que la HfG se llamaba a sí misma Hochschulle, no era una institución académica aunque a veces se dedicara a la investigación, que pudiera justificar el estatus de institución de enseñanza superior. La HfG expendía un diploma que no tenía reconocimiento oficial pero era muy considerado por la industria.

La Hochschule für Gestaltung de Ulm en una fotografía de Ernst Scheidegger, tomada en 1955.

Costes en Deutsche Marks DM

 

Construcción del edificio 2,000.000

Valor del terreno 300.000

 

Contribuciones

 

HICOG United States 1,000.000

Ministerio de Economía Federal 200.000

Plan Federal de la Juventud 100.000

Ciudad de Ulm * 245.000

Fuentes privadas de origen diverso 245.000

Norwegian Aid for Europe 20.000

Landtag de Würtemberg Baden 190.000

 

* Pagos en especies.

 

Algunas características peculiares

Acceso sin Abitur. El primer requisito de acceso no era la graduación de la educación secundaria, sino la competencia en un oficio o destrezas equivalentes. Grundlehre [a partir de 1961 “primer año de estudios” para desaparecer en el curso siguiente] a la manera del Vorkurs de la Bauhaus. Formación especializada en un departamento durante tres años, cuatro a partir de 1962. Los estudios podían concluir completando un Diplomarbeit, un proyecto de tesis que conducía a la titulación. La titulación no tenía reconocimiento oficial ni en Baden Würtemberg ni en el resto de la República Federal. Los profesores no estaban obligados a tener una titulación determinada.

Abraham Moles

Abraham Moles impartiendo clase en la Hochschule für Gestaltung en los años sesenta.

Alumnos totales, 637

 

No más de un año, 238

Hasta tres años, 173

Los cuatro años, 226*

Mujeres, 97

 

Alumnos extranjeros, 278

 

Suiza, 93

Estados Unidos, 25

Japón, 20

Austria, 16

Reino Unido, 13

Países Bajos, 12

Italia, 12

Brasil, 10

Suecia, 10

Argentina, 8

 

Mónica Buch fue la única alumna con nacionalidad española.

Alumnos de la HfG UlmAlumnos de la HfG Ulm
Alumnos en la Hochschule für Gestaltung de Ulm.

La escuela era un centro para la formación de pocos alumnos, tan sólo 150 estudiantes. Max Bill concibió la escuela como un campus a la americana que promoviera ese tipo de convivencia académica. Incluía alojamientos y espacios comunes. El modelo educativo era el “concepto Ulm” de difícil definición pero que incluía la vinculación de la escuela con la actividad productiva.

El modelo de estudios de Ulm, desde el principio, iba más allá de un programa de formación meramente orientado a la práctica. Incluía materias relacionadas con las artes liberales y la sociología. Percepción, ergonomía, sociología, psicología, matemáticas o estadística, eran parte importante del plan de estudios.

HfG Ulm

“Nunca hubo una cosa similar al concepto Ulm, y, por encima de todo, nunca hubo un único concepto Ulm. Había muchos conceptos porque Ulm era un ensamblaje articulado de gente de muy distintos tipos. Teníamos diferentes opiniones. [..] Otro aspecto de este concepto Ulm compuesto es el concepto Bill. Otro sería el concepto Aicher y así con todos”.

 

Tomás Maldonado

Hubo un total de 282 profesores, de los que sólo cinco eran mujeres [Helene Nonné-Schmidt entre ellas]. El número de lectores que impartieron clase fue creciendo desde un inicial 18% hasta un 76%.

Los profesores estaban mal pagados.

La ratio profesor alumno fue siempre muy baja.
En el primer año, 18 profesores se hicieron cargo de 21 alumnos. En el curso 1957-58, los seis estudiantes del departamento de Información tenían ocho profesores. 17 alumnos llegaría a ser profesores de la HfG.

 

Helene Nonné-SchmidtMonica WildeElisabeth Walther

 

Sólo 6 profesoras en Ulm

 

Helene Nonné-Schmidt, graduada en la Bauhaus. Curso básico.

Dr. Elisabeth Walther, Filosofía, Matemáticas. Departamento de Información.

Dr. Käte Hamburger, Literatura. Departamento de Información.

Dr. Gisela Krammer, Historia de la Cultura.

Monica Wilde, Montadora. Departamento de Cinematografía.

B. Mainka-Jellinghaus, Montadora. Departamento de Cinematografía.

 

Grundkurs

 

Entre 1953 y 1956 fueron invitados destacados profesores de la Bauhaus: Josef Albers, Johannes Itten, Helene Nonné-Schmidt o Walter Peterhans. A partir de 1958 el curso fue completamente reformado por Maldonado con nuevas materias ajenas a la tradición artística.

 

Tenía cuatro propósitos:

 

Introducir a los alumnos en métodos de análisis aplicados a problemas de diseño.

Familiarizarlos con la nueva civilización tecnológica.

Acostumbrarlos a trabajar como parte de un equipo.

Equilibrar los niveles de formación tan dispares con que cada alumno llegaba a Ulm.

 

Departamentos y especialidades

 

Las especialidades estaban a cargo de varios departamentos que gozaban de autonomía suficiente para llevar desarrollos divergentes.

 

Diseño industrial

Comunicación Visual

Cinematografía

Información

Construcción

 

Hanno Kesting en la HfG Ulm

 

El Instituto de Diseño

 

Se formaron “grupos de desarrollo” que funcionaban al modo de agencias de diseño dentro de la escuela. Entre la actividad de estos grupos cabe destacar su participación en la comunicación corporativa de Lufthansa, el equipamiento médico de la empresa Erbe, el sistema cromático de BASF, el ferrocarril elevado de Hamburgo y el equipamiento de cocina de Braun, empresa con la ya colaboraban desde 1956.

HfG Lufthansa HfG Braun

La Geschwister Scholl Stiftung, dirigida por Inge Scholl era la institución encargada de obtener recursos para la HfG, pero que no gestionaba los aspectos académicos.

 

“Los principios de la escuela están claros. Tanto en su mentalidad como en su educación, recomienda el puritanismo. […] Max Bill es suizo, y calvinista en alguna medida. Sus formas muestran un severo ascetismo”.

Stuttgarter Zeitung

 

“Inge Scholl acompaña su idealismo con hechos y ha conseguido dinero para la escuela y sus edificios de una forma absolutamente heroica. Me hubiera gustado tener a mi lado una mujer como ella cuando organicé la Bauhaus”.

 

Walter Gropius en una carta personal a Max Bill

Walter Gropius Walter Gropius
Walter Gropius, en el acto de innauguración del edificio de la HfG Ulm en Kuhberg en octubre de 1955.
Richard Buckminster Fuller y Tomás Maldonado
Richard Buckminster Fuller y Tomás Maldonado, durante una conferencia que pronunció el primero en la Hio

“El trabajo de los alumnos completado en clase deviene propiedad de la Fundación; la Fundación tiene el derecho exclusivo de solicitar patentes internacionales para este trabajo; la Fundación se reserva igualmente el derecho de la explotación industrial, sin que los estudiantes puedan solicitar compensación alguna; el trabajo privado de los alumnos completado mientras sean alumnos de la escuela, pero no relacionado con el trabajo de clase, pueden ser publicados y explotados sólo si cuentan con la aprobación del director; en este caso la Hochschule für Gestaltung de Ulm puede ser mencionada únicamente si cuenta con el permiso del director”.

Parte de las normas redactadas por la Hochschule für Gestaltung de Ulm en 1955 bajo la dirección de Max Bill. La Fundación era el órgano legal que gestionaba la escuela de diseño.

 

ulm zeitschriftulm zeitschrift

ulm zeitschrift

 

1958 fue la fecha en que se inició la publicación de “ulm”, una revista que recogería la disparidad de criterios en que la escuela viviría hasta su final y que nació como un factor más en la legitimación de la escuela como institución de enseñanza superior. Fueron los encargados de su edición Gui Bonsiepe y Tomás Maldonado. El primer número, concebido como un folleto divulgativo, contenía información detallada sobre cursos, profesores y organización docente. Hasta el número 5 fueron diseñados por Anthony Froshaug en un formato cuadrado, algo incómodo, con versiones en alemán, inglés y francés.7 Tras una interrupción de más de tres años, la publicación reaparecería en octubre de 1962 en formato A4 y sin traducción al francés con Tomás Gonda a cargo de la gráfica. El último número, el 21, se publicó en abril de 1968 en plena crisis por el futuro de la escuela. Fueron publicados 14 volúmenes, alguno de ellos dobles. Son la principal fuente documental para comprender la evolución de la escuela, sus aportaciones y los profundos debates que condicionaron su desarrollo.

Con toda razón, el antiguo alumno Heiner Jacob señalaba que el problema de la revista, como el de tantas otras cosas en la HfG, fue que su influencia quedó limitada al ámbito de los diseñadores, sin apenas impacto en las empresas y en otros ámbitos de la actividad económica.8

7. Bonsiepe, Gui. (2003) “El discurso de ulm” en Rinker, Dagmar et Alter. (2003) Modelos de Ulm. Ulm: Hfg Archiv /Ulmer Museum. 1.10.

8. Jacob, Heiner. (1988) Conferencia sobre la Hochschule für Gestaltung de Ulm en el marco del simposio “Product Design in Postwar Germany” en marzo de 1988. Londres: Institut Goethe. p. 26.

Max Bill

 

La salida de Max Bill de la Hochschule für Gestaltung

 

Max Bill, primer director de la HfG, era un personaje conflictivo, de trato a veces difícil. Ya en 1946 había mantenido una áspera e inútil polémica con Jan Tschichold en las páginas de la revista Schweizer Graphische Mitteilungen.

Inge Scholl se quejaba de la actitud de Bill, con continuos viajes que le apartaban de la dirección de la escuela. En una carta personal a principios de 1954, Inge Scholl le reciminaba esta actitud:

“Su presencia en Ulm no puede limitarse a breves visitas. Espero que comprenda que todavía no tenemos un equipo que pueda funcionar sin una fuerza motriz. El personal y los estudiantes son muy conscientes de que su ausencia y están lógicamente preocupados. [...] Tiene que encontrar tiempo suficiente para mantener contactos directos con el personal y los alumnos de manera que puedan sentir que trabajan por una causa común”.

El 5 de septiembre de 1955 Bill dejó en manos de un comité la gestión del día a día pero mantuvo el derecho de veto sobre cualquier decisión de ese comité. A principios de 1957 Max Bill abrió un “atelier” dentro de la escuela reservado en exclusiva a unos pocos alumnos que él mismo había seleccionado. Este incidente derivaría en una crisis y Bill dejaría también la docencia en la HfG.

 

Tomás Maldonado con Max Bill

 

Con la marcha de Max Bill, sería Tomás Maldonado, hasta entonces su protegido, quien se haría cargo de la dirección de la Hochschule für Gestaltung. En la apertura del siguiente curso 1957-58,Tomás Maldonado expuso sus ideas, bastante alejadas de la idea que Max Bill había tenido cuando abrió la escuela:

“El diseño y la educación en diseño debe desarrollarse en la dirección de la ciencia y la tecnología y tiene que despojarse de cualquier arrogancia artística”.

Tomás Maldonado

“La gente creía que los planteamientos y los principios de la Bauhaus permanecían inalterables desde hacía treinta años y que, por tanto, nos obligaban. La gente no quería ver que en realidad la situación había cambiado completamente […] No podemos cerrar nuestras mentes al hecho de que el conocimiento científico necesita ser enseñado de forma disciplinada. En los próximos años, los diseñadores industriales no serán inspirados estilistas [...] Por el contrario, un nuevo diseñador industrial surgirá, diseñadores capaces de trabajar como parte de un equipo, cuya función no termine en dar una forma a los productos, sino que sean capaces de diseñar esos productos haciendo uso de su conocimiento básico de la tecnología y en colaboración con especialistas e ingenieros”.

Max Bill

“Maldonado proponía una especie de tecnicismo superior que iba más allá de las posibilidades de creación. Yo planteaba un trabajo mucho más cauteloso, no hacer tonterías, desarrollar las cosas, trabajar a partir de bases firmes, no con ideas en el aire. En Maldonado también había mucho orgullo, una increíble voluntad de desempeñar siempre un gran papel. Un bluff, vamos, con toda su terminología pretendidamente creadora. Yo me fui cuando la alianza entre el sector de Maldonado y el sector retardatario se me hizo agobiante; cuando ya me era imposible trabajar en paz ahí.”

Max Bill en una entrevista con Juan Manuel Bonet.
El País, Madrid 31 de enero de 1980.

No fue raro que la HfG despertara desonfianza e incompresión en algunos medios de comunicación. En un artículo publicadoen el Franfurkter Allgemeine Zeitung de Clara Menckel 6 de abril de 1957, decía lo siguiente:

“Tienden a usar un lenguaje secreto. [...] ¿Los jóvenes trabajan aquí en una vasija? No. Es un estudio sobre superficies no orientables. En casos como éste es mejor actuar como si uno entendiese”.

La salida de Tomás Maldonado

 

El ambiente entre los profesores se enrarecía un poco más cada semana. Maldonado se quejó de que  había sido calumniado en público por Kesting. Este se defendía diciendo que todo aquel lío había empezado porque se había atrevido a cuestionar la autoridad de Maldonado que no toleraba la más mínima crítica. Rittel acusó a Maldonado de actuar como un director nombrado para varios años cuando en realidad no era más que el representante de un comité al que debía consultar muchas de sus decisiones. La tensión era cada vez mayor y más frecuente. Finalmente, el 31 de mayo de 1960, Maldonado dimitió. “Tras una deliberación exhaustiva, he decidido presentar mi renuncia inmediata e irrevocable como presidente y miembro del comité ejecutivo de la HfG”.9 Esto supuso la retirada temporal de la “vieja guardia” de los profesores diseñadores que tuvo que ceder la dirección a los “nuevos” profesores de materias teóricas durante los dos años siguientes.

 

Max Bill

Horst Rittel, Gert Kalow y Friedrich Vordemberge-Gildewart, miembros de la dirección colegiada que se hizo cargo de la escuela tras la salida de Tomás Maldonado.

 

9. Spit, René. Hfg Ulm. The View Behind the Foreground: the Political History of the Ulm School of Design, 1953-1968. Edition Axel Menges. Sttutgar, 2002,p. 241.

“Hay indicios de que el modelo Ulm, tanto desde una perspectiva pedagógica como desde un punto de vista técnico, será un día copiado a lo largo del planeta”

Gert Kalow en 1960

En la HfG se dio forma a la imagen profesional del diseñador actual. Al final de los sesenta, una decena de instituciones educativas habían adoptado el modelo de Ulm en la República Federal.

 

Otl Aicher

 

En 1962 unos nuevos estatutos disuelven el comité que presidía Kalow y Otl Aicher elegido director en un ambiente de creciente división. Permanecerá en el puesto hasta finales de 1964. Pero nada más elegido Aicher, la representante de los alumnos, Gudrun Otto, envío un telegrama al ministro de educación y al Landtag protestando por las formas antidemocráticas con las que se había desarrollado todo aquel procesoLos medios de comunicación tampoco paraban. En los días siguientes, el Stuttgarter Zeitung publicó un reportaje con el título “Disturbio y protestas. Nuevo rector en la Hochschule für Gestaltung de Ulm” que no permitía adelantar nada bueno. Y a este siguieron artículos parecidos en otras publicaciones que insistían en lo turbio de todo el proceso.

 

Der SpiegelDer Spiegel

 

Der Spiegel

 

En octubre de 1962 el director y fundador de la revista Der Spiegel, Rudolf Augstein, y el periodista Conrad Ahlers fueron encarcelados a iniciativa del ministro de defensa por un artículo crítico sobre el papel del ejercito alemán en la OTAN.
Inge Scholl y Otl Aicher firman una carta a favor de Der Spiegel pero se desdicen pocos días después por miedo a que la ciudad de Ulm y el parlamento de Baden Würtemberg retiren las ayudas económicas.

Otl Aicher y su mujer Inge Scholl habían firmado una resolución del Gruppe 47 en defensa de Der Spiegel, pero pocos días después se desmarcaron de tal cosa porque, según ellos, no habían entendido el sentido exacto de la resolución hasta que lo vieron publicado. La vieja historia de siempre. Pero ya era tarde para eludir algunas consecuencias de esa firma. El 8 de marzo de 1963, en el consejo municipal de Ulm, un político local declaro que “no podía comprender como el gobierno federal, el Land y la ciudad podían subvencionar una institución cuyas personalidades más destacadas […] participaban en ataques semejantes” al orden establecido y se alineaban con quienes habían traicionado al país.

 

Austellung HfG 1963

 

La exposición de la Hochschule für Gestaltung en Stuttgart

 

Ante esta situación de desconfianza en la opinión pública, surgió la idea de hacer una exposición itinerante con motivo del décimo aniversario en la que la escuela gastó buena parte del presupuesto anual para mejora su deteriorada imagen. Era una iniciativa algo parecida a la que tuvo la Bauhaus en 1923 cuando organizó una muestra similar para congraciarse con los sectores más reticentes de Weimar y de otras partes del Reich. La exposición de la Hochschule für Gestaltung se inauguró en Stuttgart el 26 de abril de 1963 y fue llevada a otras ciudades en los meses siguientes: en Ulm se abrió el 2 de octubre, en Munich, el 11 de mayo de 1964 y, finalmente, en Ámsterdam, el 7 de  mayo de 1965.

 

Der Spiegel

 

En marzo de 1963 la revista Der Spiegel publica un reportaje de varias páginas sobre la HfG Ulm.

“A día de hoy ninguna otra institución dedicada a la enseñanza y la investigación ha estado plagada de tantas crisis y disputas ni ha sido tan criticada por sus propios fundadores, miembros del claustro y gestores”.

Otl Aicher instó a los estudiantes y profesores que habíab informadoa la revista a que abandonaran la escuela. Los políticos se preguntaban si merecía la pena seguir poniendo dinero público en un sitio así.

 

Otl Aicher München

 

En 1964 Otl Aicher renuncia a la dirección y es sustituido por Tomás Maldonado. A partir 1966 Otl Aicher se centra en el programa de diseño de los Juegos Olímpicos de Munich de 1972 y termina por desaparecer de la HfG Ulm.

 

Maldonado, otra vez

 

Por eliminación, Tomás Maldonado sería elegido director hasta 1966. En el discurso inaugural pronunciado en1964, Maldonado insistía en los planteamientos que había defendido en su etapa anterior: “La Hochschule für Gestaltung no es sólo una escuela donde se recibe una formación especializada, la Hochschule für Gestaltung se parece más a una comunidad cuyos miembros comparten las mismas intenciones:. Dotar de estructura y estabilidad al mundo que nos rodea”.10

10. Sólo podían serlo él y Herbert Ohl. Para Gert Kalow aquel proceso no fue más que una farsa. Discurso inaugural del curso 1964·65 pronunciado el 5 de octubre de 1964.

A partir de 1965 la HfG Ulm es motivo de ataques y controversias por permitir y alentar protestas contra la guerra de Vietnam. Algunas instituciones consideran que en la escuela se fomenta la subversión. Tanto el gobierno federal como el gobierno de Baden Würtemberg dudan en seguir sosteniendo a la escuela. En 1966 termina el apoyo del gobierno federal.

 

Tomás MaldonadoHerbert Ohl

 

En 1967 Tomás Maldonado abandona la HfG Ulm y ocupa su cargo Herbert Ohl que permanecerá al frente de la escuela hsata su cierre en 1968.

 

Benno Ohnesorg

 

1968, Ruhestörung

 

El departamento de cinematografía de la HfG produjo “Ruhestörung”, un documental sobre los sucesos en Berlín y Hannover tras la muerte de Benno Ohnesorg, un estudiante muerto por un policía de paisano durante una manifestación contra la visita del Sha de Persia. El documental recogía las asambleas y las manifestaciones que protestaban por la responsabilidad del gobierno de coalición de la CDU y del SPD.

 

Mayo de 1968

 

En la apertura de la exposición sobre la Bauhaus en Stuttgart, alumnos y profesores, apoyados por Walter Gropius, protestan contra la cada vez más inminente clausura de la HfG Ulm. En algunos carteles puede leerse: “¿Cuál es la diferencia entre 1943 y 1968?” en alusión al veinticinco aniversario de la muerte de Hans y Sophie Scholl.

El parlamento regional, que desde abril de ese año incluía a doce diputados del Partido Nacional Democrático, propuso como única salida la integración de la HfG Ulm en una Escuela Técnica ya existente de la Universidad de Sttutgart. La escuela votó en contra de estas medidas porque consideraron que supondría la pérdida de toda autonomía y libertad pedagógica. Finalmente, la Geschwister Scholl Stiftung, la fundación que gestionaba la escuela, decidió su cierre a partir del 31 de diciembre de 1968.

 


Hochschule für Gestalung Ulm
Inge SchollTomás MaldonadoMax BillHorst RittelSophie Scholl
2016. Eugenio Vega Pindado
2016. infolio.es | política de privacidad | quiénes somos | facebook