paperback 08
infolio

octubre 2016 | 07
Publicación sobre arte, diseño y educación
ISSN
2255-4564
Mallarmé y la organización formal del libro
Steve Moyer

Stéphane Mallarmé, el poeta simbolista francés, tuvo que vivir un tiempo de gran agitación cultural. Fueron años en los que se puso de moda montar en bicicleta, que vieron crecer el interés por la lectura de periódicos y en los que el comercio del libro sufrió una crisis de identidad. Todo eso contribuyó a avivar la leña que alimentaba el fuego de sus inquietudes. Mallarmé organizaba por entonces una reunión literaria en su propia casa todos los martes por la noche; una cita donde él y otros poetas discutían sobre arte en largas veladas que terminaban con un monólogo del anfitrión. Estos denominados Mardis contaban con la presencia, no sólo de literatos, sino también de pintores: Édouard Manet y Berthe Morisot eran visitantes habituales al igual que Paul Gauguin, cuando no estaba en los mares del sur, o James McNeill Whistler que iba a menudo si no andaba por allí Oscar Wilde a quien detestaba. Con un gesto similar al de un sacerdote, Mallarmé señalaba el momento en que deseaba iniciar su monólogo y a partir de aquel instante no paraba de hablar, adornando sus observaciones con mucho humor y un apreciado ingenio. [...]

PDF File Artículo en PDF


Mallarmé y la organización formal del libro Paul Verlaine (1844-1896). Retrato de Stéphane Mallarmé. Pluma y tinta en el papel. CPaul Verlaine registró en este dibujo el espíritu evasivo de su camarada Stéphane Mallarmé para quien el libro era la “explicación órfica de la Tierra” y el “juego literario por excelencia”. El dominio cultural de las editoriales tradicionales, los poetas y de los miembros de la academia entre 1860 y 1980, empujaron a Mallarmé, Verlain y a Edouard Manet las revistas de vanguardia.
Edouard Manet (1832-1883), "Corbeau en vol, ex libris", litogrfía, 1875Edouard Manet (1832-1883), "Corbeau en vol, ex libris", litogrfía, 1875. Este libró proporcionó a Mallarme y Manet la libertad que necesitaban para llegar al público con el libro de artista. La página aquí mostrada corresponde a un “ex libris” firmado tanto por Mallarmé como por Manet, a modo de dedicatoria para el New York Herald.
Charles-François Daubigny, Bateau atelier.Charles-François Daubigny, Bateau atelier, 1861. Grabado calcográfico, 19.5 x 33.5 cm. Durante los años sesenta del siglo XIX tuvo lugar en Francia una recuperación del grabado como medio de expresión entre pintores como Edouard Manet y Charles-François Daubigny, cuyo Bateau-atelier representa la “independencia simbólica de toda presión del mundo del arte urbano” para el artista grabador, en palabras de la historiadora del arte Anna Sigrídur Arnar. Al tratarse de un procedimiento preindustrial, el grabado era visto como una forma más honesta y auténtica que las técnicas de impresión industrial que la tecnología de las artes gráficas introdujo en aquellos años.
Grandville (Jean Ignace Isidore Gerard) "Vie privée et publique des animaux", coleeción de grabados, 1862. Grandville (Jean Ignace Isidore Gerard) "Vie privée et publique des animaux", coleeción de grabados, 1862. Los editores y escritores del siglo XIX en Francia, incluyendo a Mallarmé, definiían el libro como una obra dotada de una sólida estructura interna. Un álbum popular, publicado en 1862, con ilustraciones de Grandville, representaba animales vestido a la usanza de la época. A pesar de su innovador planteamiento gráfico, no supuso un desafió a las hasta entonces formas tradicionales de confeccionar los libros.
Portada de "Les Poèmes by Edgar Allen Poe", traducido por Stéphane Mallarmé. Portada de "Les Poèmes by Edgar Allen Poe", traducido por Stéphane Mallarmé. Además de los monólogos que pronunciaba en sus célebres reuniones de los martes por la noche, Mallarmé viajó a Bélgica por motivos literarios. Tanto los franceses como los belgas sentían interés por Edgar Allen Poe, una suerte de filósofo y poeta, un escritor que no dependía de la inspiración, sino que atendía un riguroso método para la creación de su obra.
Edouard Manet, "La fenétre," 1875, ilustración para "Le Corbeau," de Edgar Allan Poe, en traducción de Stéphane Mallarmé, litografía. Edouard Manet, "La fenétre," 1875, ilustración para "Le Corbeau," de Edgar Allan Poe, en traducción de Stéphane Mallarmé, litografía. En el livre de peintre de Manet y Mallarmé, las estampas se intercalaban con los pliegos que contenían, a la izquierda la versión original en inglés y a la derecha la traducción de Mallarmé. Aunque las ilustraciones se perdieron, fueron recuperaddas y montadas para su conservación.
Humanities, vol, 34, nº 5
Steve Moyer es editor asociado de la la revista Humanities para la escribe desde hace años sobre arte, diseño y comunicación visual. Humanities es una publciación de The National Endowment for the Humanities, una agencia federal de los Estados Unidos, creada en 1965, que impulda, mediante diversas formas, el estudio de las humanidades, + email

Artículos en Infolio

2016 IF07
Mallarmé y la organización formal del libro

2016. infolio.es | política de privacidad | quiénes somos | facebook