Infolio
infolio

octubre 2016 | 06
Publicación sobre arte, diseño y educación
ISSN 2255-4564
Volkshochschule Ulm
1946, 1953

El objetivo de Scholl y Aicher era algo tan poco definido como “unir cultura y civilización” en un proceso que evitase la abismal diferencia que existía entre los valores culturales y la vida diaria.
Hans Werner Richter

Terminada la guerra, Estados Unidos que gobernaba una de las cuatro zonas en que había quedado dividido lo que quedaba del Reich, puso en marcha diversas medidas para que Alemania fuera desnazificada y dejara de ser una amenaza. En los acuerdos de Postdam, los vencedores habían establecido que la política hacía Alemania debía basarse en tres principios: desnazificación, desindustrialización y desmilitarización. Pero los norteamericanos vieron pronto que aquello no serviría, que la única posibilidad a largo plazo de una Alemania en paz era propiciar un estado democrático aliado con las potencias occidentales. Y ese proceso de democratización tendría en el sistema educativo uno de sus pilares.

En septiembre de 1945 los norteamericanos permitieron la reapertura de la Universidad de Gotinga y en diciembre autorizaron las actividades de centros para adultos en Hesse, Baviera y el entonces denominado estado de Württemberg Baden del que formaba parte Ulm. La ciudad había quedado prácticamente devastada por la guerra, alrededor de 9.000 casas fueron destruidas por los bombardeos aliados. Allí vivían Otl Aicher e Inge Scholl.

 

Otl Aicher

 

Aicher fue la primera persona en la ciudad de Ulm a la que las fuerzas de ocupación permitieron organizar y publicitar una conferencia en agosto de 1945. Otl Aicher e Inge Scholl buscaban conferenciantes que pudieran hablar de todo aquello que había estado prohibido durante la dictadura. La respuesta de la gente fue muy positiva y los norteamericanos, concretamente el responsable de cultura, propuso a Aicher que organizase ese tipo de actividades en alguna institución cultural de carácter permanente. Esta idea llevaría a la creación de la Volkshochschule, la escuela de adultos de Ulm.1

1. Spitz, René (2002) HfG Ulm: The View Behind the Foreground: the Political History of the Ulm School of Design, 1953-1968. Berlín: Edition Axel Menges. p. 49.

Estos centros estaban muy extendidos por toda Alemania y desempeñaron después de 1945 un papel predominante en el renacimiento cultural. Como señalaba una publicación del propio gobierno federal, “la reeducación política exigida entonces por el extranjero e intentada muchas veces por caminos no viables, no podía triunfar, si es que había de triunfar, más que si la población alemana la realizaba por sí misma”.2 Esa sería la función de las escuelas de adultos en la posguerra: contribuir de forma positiva a un cambio de mentalidad de los alemanes.

2. Arntz, Helmut. (1954) Alemania hoy. Wiesbaden: Oficina de Prensa e Información del Gobierno Federal. p. 205.

Inge Scholl en la Volkshochschule de Ulm

 

La Volkshochschule de Ulm, abierta el 24 de abril de 1946, nunca pretendió ser un centro para la enseñanza del diseño ni nada por el estilo. El objetivo de Scholl y Aicher era algo tan poco definido como “unir cultura y civilización” en un proceso que evitase la abismal diferencia que existía entre los valores culturales y la vida diaria.3 Por una módica cantidad los socios podían asistir a conferencias y apuntarse a los talleres sobre oficios en los que se desarrollaba mucho trabajo en grupo. El proyecto tuvo un éxito inmediato gracias al entusiasmo que Inge Scholl y Otl Aicher pusieron en ello, lo que les daría la credibilidad necesaria ante las autoridades estadounidenses para proponer proyectos más ambiciosos.4

3. Arntz. Helmut. (1959) La realidad alemana. Wiesbaden: Departamento de Prensa e Información del Gobierno Federal. p. 228.

4. Entre 2.000 y 3.000 personas financiaban con sus cuotas hasta el 70% del presupuesto y tenían derecho a asistir a todas las actividades que se organizasen. Era, tras los sindicatos, la principal asociación de cualquier tipo en la ciudad de Ulm.

Volkshochschule Ulm
Volkshochschule UlmVolkshochschule Ulm

Uno de los conferenciantes de la Volkshochschule de Ulm fue el escritor Hans Werner Richter, lider y fundador del Gruppe 47, una iniciativa que tomaba como referente a la Generación del 98 española y que agrupaba a intelectuales y escritores deseosos de construir una nueva Alemania. Richter publicaba, con Alfred Andersch, Der Ruf, una revista más orientada a la política que a la literatura.5 Podría afirmarse que rechazaban el marxismo y se mostraban cercanos a la izquierda católica y al reformismo socialista, posición que era compartida por los fundadores de la Volkshochschule. Criticaban la tesis aliada de la “culpa colectiva” de todos los alemanes y mostraban su desconfianza ante las prácticas del socialismo por parte del mando soviético. Pero la tolerancia americana pronto quedó en nada y la revista Der Ruf sería retirada de la circulación por las autoridades de ocupación.

En aquel ambiente Inge Scholl, Otl Aicher y Hans Werner Richter comenzaron a idear el proyecto de una institución educativa o cultural de mayor envergadura que la Volkshochschule; una institución que fuera capaz de simbolizar los valores de la democracia en la nueva Alemania y que sirviera para recordar el legado de los hermanos Scholl.

5. Entre los miembros de Gruppe 47 cabe destacar a los escritores Heinrich Böll, Hans Magnus Enzensberger, o Günter Grass y al cineasta Alexander Kluge que sería más tarde profesor en Ulm.
Otl AicherOtl AicherOtl AicherOtl Aicher
Otl AicherOtl AicherOtl AicherOtl Aicher
Algunos de los carteles que Otl Aicher diseño para la Volkshochschule de la ciudad de Ulm.
David Douglas Duncan
Hochschule für Gestaltung Ulm

En 1953 abriria sus puertas la Hochschule für Gesltaltung, si bien pasarían aún dos años hasta que se inaugurase el nuevo edificio que había proyectado Max Bill. Sin duda, en un proyecto tan complejo y ambicioso, Otl Aicher no podría tener el mismo papel que había desempeñado en la Volkshochschule. Su capacidad de maniobra, aún siendo mucha, quedaba limitada por las estructuras más formales de una institución más organizada. Quizá esa fuera la causa de la difícil posición que Otl Aicher tuvo durante los años de Ulm, de su deseo de alcanzar un control de la escuela, sin darse cuenta de las enormes diferencias que había entre la Volkshochschule, donde hacía prácticamente todo, y la nueva escuela.

 

Munich'72

 

Tras el último intento de hacerse con el control de la Hochschule für Gestaltung, en un ambiente de creciente tensión, Otl Aicher aceptó el encargo de diseñar el programa de comunicación gráfica de los Juegos Olímpicos que debían celebrarse en Munich en 1972.

 

Munich'72Life Magazine, Munich'72

 

Este proyecto convirtió a Aicher en una figura reconocida internacionalmente. La imagen de los juegos de Munich llegó a ser uno de los símbolos de la próspera Alemania que recuperaba el liderazgo en el marco de una Europa dividida.

Inge Scholl
Inge Schol Hochschule für Gestaltung Ulm
2016. infolio

2016. infolio.es | política de privacidad | quiénes somos | facebook